martes, 6 de enero de 2015

" A su debido tiempo le enseñaré a vencer. Usted quiere volar, pero no se puede empezar a volar volando. Primero debo enseñarle a andar, y lo primero que hay que hacer para aprender a andar es comprender que quien no se obedece a sí mismo es gobernado por otros. Es más fácil, mucho más fácil, obedecer a otro que gobernarse a sí mismo. "

(El día que Nietzsche lloró.)

3 comentarios:

Caco dijo...

Contundente cita, muy introspectiva y reflexiva. Me alegra saberte por aquí, te aprecio mucho.

mamasalbordedeunataquedebesos dijo...

Cuanta razon!

Maya dijo...

Qué lindo los dos! Que me siguen acompañando en este camino...
Abrazos !