jueves, 24 de octubre de 2013

Soy...

Soy alguien que todavía no he terminado de conocer.
Soy quien busca incansablemente una respuesta a todo esto.
Soy una fuerza que lucha cada día para evitar la oscuridad.
Soy todo eso he traído, desde el sueño hasta el despertar.
Soy tanto por dentro, no demasiado allá afuera.
Soy cicatrices a los lejos, soy tejido revitalizado.
Soy de a uno, aunque con otros.
Soy un continuo intento por ver más luz.
Soy, a veces, cómplice del dolor.
Soy, con frecuencia, instantes felices.
Soy una pregunta.
Soy una esperanza.

Soy una historia que no sabe a dónde va, pero cree en algo más. 

1 comentario:

mamasalbordedeunataquedebesos dijo...

Cuanto somos, verdad? no hay nada más complejo que uno mismo. Y no sólo complejo por la cantidad de piezas que nos forman sinó porque además estamos en constante movimiento, en constante desarrollo...

Un enorme abrazo amiga :)